La supervivencia como una de las bellas artes. Sobre “Teoría de la retaguardia”

Publicado en suplemento Posdata Levante-EMV. Sábado 2 de febrero de 2019.

La premisa de este libro es directa: parte de La teoría de la Vanguardia, de Peter Bürger (1974) para dar un salto en el tiempo y provocar una relectura del concepto de lo contemporáneo en el arte. Si en el libro del pensador alemán la cuestión que destilaba de la vanguardia era la relación del arte con la vida, alterando para siempre el cometido representacional del arte, el escritor cubano Iván de la Nuez (La Habana, 1964) expone la tesis de que la pertenencia actual a la retaguardia implica una simbiosis de la obra artística con la supervivencia. Pero esto es sólo el principio, un eslogan que engancha, un planteamiento irrebatible, porque el libro es mucho más. Se estructura en cinco capítulos-tema que van desgranando gran parte del imaginario de De la Nuez previamente definido o indicado en libros como Postcapital. Crítica del futuro(2006), Inundaciones(2010) o incluso La balsa perpetua (1998) y El mapa de sal (2001). Asimismo, este imaginario se ha mostrado, “por otros medios”, y a lo largo de dos décadas, en sus proyectos curatoriales primero como director de La Virreina-Centre de la Imatge (2000-2009) y Jefe de Actividades culturales del CCCB (2009-2011), y después como curador independiente.

Continuar leyendo “La supervivencia como una de las bellas artes. Sobre “Teoría de la retaguardia””

Afán depredador. Sobre “Los asquerosos”

Publicado en suplemento Posdata Levante-EMV. Sábado 12 de enero de 2019.

La literatura es siempre un escape. La ficción, más o menos derivada y siempre deudora de la vida de quien la escribe, permite atajos y vericuetos que no se tomarían en la vida real o que en otro ámbito serían improcedentes. Pese a esta voluntad escapista elegida, no es usual toparse con libros escritos por el puro gusto de hacerlo, como es Los asquerosos, donde además se emplean palabras pocas veces usadas, en un fantástico equilibrio entre la verborrea propia del argot de barrio, el empleo de cultismos populares característicos del ámbito rural, y los neologismos que adoptamos desde el primer minuto, como el polisémico “mochufas”, o “mochufismo”, que definen una manera burda de estar en el mundo y de comportarse con tus semejantes y el entorno. En realidad, estos conceptos adquieren la superficie pulidísima de los espejos y nos devuelven nuestros gestos y conductas, nuestra actitud colonizadora, con una claridad que nos vuelve, en el mejor de los casos, más atentos; pero que también nos obliga a mirar, en no pocas ocasiones, hacia otro lado por pudor propio o vergüenza ajena.

Continuar leyendo “Afán depredador. Sobre “Los asquerosos””