Impactos mediáticos de las revueltas

Texto realizado para la publicación de la X Edición Cabanyal Portes Obertes. Salvem Cabanyal-Canyameral. El Cabanyal, Valencia. Octubre 2008.

La fotografía de prensa es el registro de los acontecimientos merecedores de ser noticia. Así lo sabemos tras más de un siglo de prensa diaria ilustrada con fotografías, a la que acudimos deseosos de confirmar nuestras ideas con sus imágenes. No siempre coinciden, pero no tanto por su falta de precisión como por la ausencia de visibilidad de ideas y opiniones minoritarias. La minoría es aquello que debe existir en cualquier estado de derecho que se precie para que la mayoría siga ninguneándola, cuando no deseando su pronta y aséptica desaparición. Mientras que saber cuándo un acontecimiento es merecedor de convertirse en noticia es tanto o más complicado como descubrir qué nace antes, si el evento o la necesidad de seguir aportando información diaria. El paso de un acontecimiento del estado de suceso al de noticia es más rápido y accesible que el que tiene que hacer una opinión minoritaria para convertirse en mayoritaria. Entre medias está, en ambos casos, el papel de los medios de comunicación; pero la economía, ya lo hemos comprobado sobradamente, siempre gana a la ideología… incluso en épocas de crisis.

 

La velocidad de los sucesos y la necesaria ocupación del espacio de los medios de masas parecen conciliar sus esfuerzos para dejarnos asombrados por igual ante la afluencia de datos y ante su narración casi idéntica, salvo detalles cada vez más imperceptibles en el tono o en el enfoque del discurso. Es por eso, tal vez, que las transformaciones en los modos de difundir las noticias hayan ayudado a la banalización de la información escrita tanto como han favorecido la eclosión de la comunicación audiovisual, especialmente con las prestaciones que ofrece Internet, convertido en el termómetro de la actualización perpetua. Perfecta horma al zapato de una sociedad cada vez más dispuesta a vivir los sucesos en tiempo real y a asumirlos a la par que se producen, olvidándolos al poco con similar fruición.

En las ciudades contemporáneas ha ido contagiándose globalmente una necesidad de verse y mostrarse como objeto de deseo que no atiende a fronteras y que necesita seguir en mantenida huída hacia adelante para conservar su imagen ilusoria. Un panorama donde han tenido mucho que decir los medios de comunicación de toda índole y condición y las imágenes promocionales. Esta actitud ha llegado a Valencia tan tardíamente y con una fuerza tan inusitada que no puede más que provocar un amor desenfrenado entre quienes estén a favor de la mercantilización de la imagen de la ciudad y la conversión de su patrimonio en un gran plató televisivo o un desamor profundo entre quienes esperaran un comportamiento más maduro y contenido por parte de los responsables públicos, sabiéndose como se sabe la trama y el desenlace de este argumento. Más si cabe si la escenografía de esta ciudad por la que un día pasó un río y que debe su ubicación original y su idiosincrasia geográfica a una serie de elementos que han desaparecido, se encamina hacia un gigantismo por igual deshumanizado en sus proporciones e irreversible en su ejecución; admirado y cuestionado a un tiempo.

Descargar texto íntegro PDF

Herramientas del arte. Relecturas

Texto realizado para el cuaderno del proyecto Herramientas del arte. Relecturas, Sala Parpalló, Valencia, junio-septiembre de 2008.

Redefiniciones
La definición de herramienta relaciona el concepto a su origen etimológico latino ferramenta para describirlo como “Instrumento, por lo común de hierro o acero, con que trabajan los artesanos”. La importancia de que el utensilio en cuestión esté realizado de hierro o acero configura incluso su nombre; una definición a partir de su particularidad matérica. El hecho que se relacione explícitamente con la labor del artesano es algo sobre lo que volveremos más adelante.

Continuar leyendo «Herramientas del arte. Relecturas»

Tools of Art. Rereadings

Publication for the exhibition Tools of Art. Rereadings, at Sala Parpalló, Valencia, June-September 2008. Translated from Spanish by Lambe & Nieto

Redefinitions
The definition of the Spanish word herramienta, or tool in English, relates the concept to the etymological Latin root ferramenta in its description of “instrument, commonly made of iron or steel, used by artisans”. The importance of the fact that the tool in question is made of iron or steel is mirrored in the word, grounding the definition in its material specificity. Later on we will return to the other explicit association with the work of an artisan.

Continuar leyendo «Tools of Art. Rereadings»

Espigar entre los desechos. Publicidad institucional ante, bajo, con, contra… la ciudad

Texto para la publicación resultante de Perifèries 2007 1er Encontre d’acció artística i reflexió oberta. Hotel Chamarel, Dénia, junio de 2007.

El siguiente texto no es la conferencia del mismo título que se impartió dentro de las Jornadas de reflexión y prácticas artísticas Perifèries 2007, sino una síntesis de su intención principal. La importante diferencia entre lo hablado y lo escrito, entre el registro de la acción o su recuerdo y la impresión sobre papel de lo pensado, necesitan modos de aproximación también diferentes. No existió el texto antes de la ponencia, sino que diferentes definiciones y datos aislados sirvieron de catalizadores entre sí para ser expresados a modo de guión más o menos preciso, pero nunca mimético, de lo dicho. Los ejemplos visuales fueron el motivo central de la exposición, mientras la introducción de cariz más teórica quiso servir de base sobre la que depositar las imágenes proyectadas: válidas por sí mismas y descontextalizadas por efecto de su contextualización allí, en ese momento. El breve texto que sigue sólo expondrá esta abstracción, evitando los ejemplos prácticos. De esta forma, podrá ser visto [o mejor dicho, querría que se viera] más como método discursivo que como trazado con final y principio definidos. Si queda bien expresado este modo de hacer y de mirar, devendrá herramienta o, aún mejor, “caja de herramientas”, por emplear la expresión foucaultiana. Cada cual podrá hacer uso de ellas del modo que considere más oportuno, empleando sus propios ejemplos y pudiendo ser asimismo contextualizado en un ámbito de acción preciso, ajeno por completo al de estas jornadas de debate y reflexión.

Descargar texto PDF

Una nueva mirada para nuevas manifestaciones artísticas

Ciclo de cursos y publicación La educación artística y la mirada crítica. SARC / Edicions Alfons el Magnànim, Diputació de València, 2007-2008.

“¿La novedad?… La novedad es vieja como el mundo”
En Les enfants du Paradis (1945), Marcel Carné.
(Citado en Godard polémico por Román Gubern)

“Los hombres se parecen más a su tiempo que a su padre”
Comentarios sobre la sociedad del espectáculo, Guy Debord.

A propósito del título

La novedad en arte contemporáneo lleva implícita una paradoja: mientras que su suceso novedoso sustituye o reemplaza otro anterior, al que convierte en algo asimilado, también debe saber que, en algún momento más o menos próximo, éste será a su vez reemplazado o sustituido por otro. Así ocurre de manera sucesiva e inevitable, instalándose en una cronología de la novedad de perdurabilidad escasa o nula. Ante la ausencia concreta de tiempo y su constancia en el discurrir, se impone la presencia sistemática de hechos acuñados por lo novedoso competitivo, registros empeñados en trascender siquiera su momento aislado, no en vano se utiliza el anglicismo récord para cada nueva marca conseguida en competición. Paradojas y aporías entre cuyas rendijas se instalan las manifestaciones culturales como modos de cuestionar lo circundante o aquello que entendemos por lo real, a base de dejar el rastro de su paso.

Continuar leyendo «Una nueva mirada para nuevas manifestaciones artísticas»

¿Qué pintar? ¿Por qué pintar?

Texto incluido en catálogo de la exposición Los claveles. Una aproximación a los jóvenes pintores de Sevilla. Fundación Chirivella Soriano, Valencia, 25 de abril – 7 de septiembre de 2008.

los_claveles.png

Encabezar un texto con una pregunta puede incitar a dudar de él, de las hipótesis planteadas y las respuestas que puedan surgir de esa misma cuestión. Puede incluso orientar el análisis hacia una dirección tan determinada, que nos quedemos sin capacidad de revertir la situación o reorientarla hacia algo positivo. Decir positivo aquí, en este contexto, es hacerlo en el sentido de utilidad, algo que es beneficioso, pero no necesariamente pragmático, ni menos aún, crematístico; sino que resuelve aquello que se propone. En otras palabras, a la escritura parece que se le exige como elemento intrínseco no dejar de decir cosas y, sobre todo, que esas cosas dichas, escritas, aporten cierta comprensión sobre lo que tratan, clarifiquen. La pregunta como título o el título como pregunta en este caso, quieren asentar una actitud cuestionadora y sí, también dubitativa, aunque no dudosa en ningún sentido. Dudar de un planteamiento evita direcciones previamente establecidas, deja entrar una buena porción de azar, convierte el trayecto en un avatar incierto y abierto, donde todo es aún posible. Dudar es un paso previo y necesario en cualquier descubrimiento, por sencillo y personal que éste pueda ser. La relación entre pintura y escritura converge de lleno en su capacidad retórica como afirmación de sí mismas y como explicadoras del mundo.

Continuar leyendo «¿Qué pintar? ¿Por qué pintar?»

Registros contra el tiempo

Fragmento del texto publicado en el catálogo de la exposición Registros contra el tiempo, Villa Iris, Santander, julio-septiembre de 2006. Editado por Fundación Marcelino Botín, julio de 2006.

registros.jpg

“Es suficiente con alguna pequeña indagación en torno al tiempo para precipitarnos en la confusión más total: lo ha testificado aquel inglés de cabeza de pájaro, muy inteligente y ya muy anciano [1 Se refiere a Bertrand Russell (1872-1970)], al proponernos, en la tradición de Zenón, una divertida paradoja. ¿Existe el pasado? No, porque ya se ha ido. ¿Existe el futuro? No, porque todavía no ha llegado. ¿Existe, por tanto, sólo el presente? Ciertamente. ¿Pero no es acaso cierto que ese presente no posee en sí mismo ningún espacio de tiempo? Así es. Pues bien, es muy probable entonces que el tiempo no exista. Es verdad: no existe.” [2 Jean Améry: Revuelta y resignación. Acerca del envejecer, Pre-Textos, Valencia, 2001, p.18. La edición original se editó en 1968, de ahí la referencia a la edad de B. Russell.]

Continuar leyendo «Registros contra el tiempo»