El espejo del coleccionista

Publicación para la muestra de la colección fotográfica Las mujeres y los niños primero. Fundació Bancaixa, Sagunto. Noviembre de 2009.

“Hay cosas que no deberían cambiar, cosas que uno debería poder meter en una de esas vitrinas de cristal y dejarlas allí tranquilas. Sé que es imposible, pero es una pena. En fin, eso es lo que pensaba mientras andaba.”
El guardián entre el centeno. J. D. Salinger

La cita tomada del popular libro de J. D. Salinger es una singular síntesis de esta novela, pero también representa la finalidad figurada de muchas fotografías de pretender parar el tiempo. Capta por un lado el carácter nostálgico de su protagonista, donde se desgrana la pérdida de una inocencia infantil que nunca volverá, e inmediatamente oculta este sentimiento tras el pragmatismo semi depresivo del adolescente que es Holden Caufield, consciente de que las cosas no puedan ser, pese a todo, de otra forma. También la fotografía puede verse como el intento de dejar algunas cosas tal como están, aun sabiendo que lo único que consigue es detenerlas una fracción de tiempo y que éstas continúan después su discurrir de forma inexorable. Es común el carácter nostálgico de la fotografía, su función como sustitución de la pérdida, su resolución como síntesis de situaciones vividas.
Por su peculiaridad como registro, además de otras características que la hermanan con el arte, el cine o el archivo, la fotografía siempre lleva adosada una connotación social; un cierto testimonio visual que transporta a quien la observa hasta el momento histórico cuando fue realizada esa imagen, al tiempo que también se agarra al propio presente en que es de nuevo vista con la mirada y la experiencia actuales, y con los “datos extra fotográficos” que añadimos a su mera presencia. Este presente pretérito o pasado presentizado es una peculiaridad que comparte la fotografía –aunque con una menor vivacidad– con el cine, donde el movimiento y, por lo tanto, una mayor sensación de verosimilitud con la realidad surge en cada nuevo visionado.

Continuar leyendo «El espejo del coleccionista»

Nico Munuera. Dejar de ser para seguir siendo

Texto realizado con motivo de la exposición No Flags. Galería Max Estrella, Madrid. 4 de septiembre – 18 de octubre 2008

Herbert Read escribía en 1957, en La décima musa: “No hay historia en un cuadro abstracto de Ben Nicholson; y en muchos otros tipos de arte moderno, la historia no es de ese tipo que se presta al explayamiento.” Susan Sontag, en 1964, en su célebre Contra la interpretación anunciaba: “Para evitar la interpretación, el arte puede llegar a ser parodia. O a ser abstracto. O a ser (“simplemente”) decorativo. O a ser no-arte. La huida de la interpretación parece ser característica de la pintura moderna. La pintura abstracta es un intento de no tener contenido, en el sentido ordinario; puesto que no hay contenido, no cabe la interpretación.”

Continuar leyendo «Nico Munuera. Dejar de ser para seguir siendo»

Álex Francés. Arte, vida, tiempo… o viceversa

Texto realizado con motivo del Ciclo de arte contemporáneo y flamenco in_ter_va_lo. Caja Sol, Sevilla, septiembre-octubre 2008.

I

Si en el arte moderno el símbolo sustituyó al signo, la alegoría ha sustituido a su vez al símbolo en el arte contemporáneo. De la representación mimética de la realidad del arte clásico se pasó a la simbología complementaria y emotiva, representada en la imagen de un objeto partido en dos cuyas mitades viven vidas separadas y, al tiempo, siguen pudiéndose encajar perfectamente entre sí. La alegoría, por su parte, muestra una imagen que significa no sólo aquello que representa, sino también y especialmente, otra cosa. La evolución hacia una mayor complejidad del lenguaje artístico contemporáneo ha recurrido, sin embargo, a la inmediatez de las imágenes fotográficas y a su correlato temporal con el cine y el vídeo. Lenguajes que, sobre todo en el caso de la fotografía, son definidos como índices y, por lo tanto, son sígnicos. ¿Cómo entonces explicar esta aparente doble pertenencia de la fotografía contemporánea al signo en cuanto que lenguaje y a la alegoría en cuanto que práctica?

Continuar leyendo «Álex Francés. Arte, vida, tiempo… o viceversa»

Diálogo con Daniel G. Andújar

Texto publicado en el cuaderno del proyecto Herramientas del arte. Relecturas. Sala Parpalló, Valencia, 24 de junio – 30 de septiembre de 2008.

La conversación que sigue es un modo más de exponer algunos de los temas que este proyecto se ha propuesto analizar. Ha sido un diálogo virtual en proceso entre Álvaro de los Ángeles y Daniel G. Andújar, escrito desde el lugar y en el momento en que ha sido posible hacerlo. Gran parte de las ideas desarrolladas, sin embargo, se apuntaron durante los días en que G. Andújar se encontraba en Valencia con motivo de la realización del taller conjunto con Rogelio López Cuenca. Aspectos como el compromiso del artista contemporáneo, sus roles dentro del entramado sociocultural y sociopolítico, las posibilidades y tácticas reales de supervivencia o la generación de nuevos modos de entender su oficio en una sociedad en transformación continua, conviven con elementos derivados del propio título del proyecto: ¿de qué herramientas disponen los artistas en el momento actual y hacia dónde o contra qué cabe dirigir las relecturas derivadas de sus acciones?

Continuar leyendo «Diálogo con Daniel G. Andújar»

Herramientas del arte. Relecturas

Texto realizado para el cuaderno del proyecto Herramientas del arte. Relecturas, Sala Parpalló, Valencia, junio-septiembre de 2008.

Redefiniciones
La definición de herramienta relaciona el concepto a su origen etimológico latino ferramenta para describirlo como “Instrumento, por lo común de hierro o acero, con que trabajan los artesanos”. La importancia de que el utensilio en cuestión esté realizado de hierro o acero configura incluso su nombre; una definición a partir de su particularidad matérica. El hecho que se relacione explícitamente con la labor del artesano es algo sobre lo que volveremos más adelante.

Continuar leyendo «Herramientas del arte. Relecturas»

Ignacio París: Zona de seguridad

Texto realizado para el catálogo de la 9ª Biennal Martínez Guerricabeitia Inmigració Emigració. Universitat de València. Museu de la Ciutat, València. Enero – Marzo 2008

La primera fase de implicación sobre cualquier asunto parecería lógico que empezara por uno/a mismo/a. Esto, que parece una obviedad, requiere un nivel de compromiso que no es tan común encontrar ni siquiera en el ámbito del arte contemporáneo, donde la representación es su modus vivendis y la simulación nunca alcanza la verosimilitud del modelo al que pretende emular. Existe en determinados productos artísticos, asimismo, un gesto de compromiso que redunda en el exceso de su acción, como un grito histriónico que funciona como eslogan pero que pierde su capacidad como referente eficaz o como cita ajustada. Zona de seguridad no comparte, desde luego, este histrionismo, sino que incluso adolece de una actitud distante, como un gesto antitético que pretendiera dejarse muerto ante lo irremediable. Una actitud que no es pasiva o apática, sino consciente de su incapacidad transformadora. Este título-concepto implica tanto una serie fotográfica realizada como un collage digital o alguna pieza videográfica donde el movimiento impulsa determinados detalles que quedan latentes en las imágenes fijas, como, incluso, un conjunto de dibujos que ofrecen aquello que no es posible rescatar o ser apropiado de los archivos audiovisuales existentes.

Continuar leyendo «Ignacio París: Zona de seguridad»

Martín López Lam: Señoras y señores, amanece y todo sigue bien

Texto realizado para el catálogo de la 9ª Biennal Martínez Guerricabeitia Inmigració Emigració. Universitat de València. Museu de la Ciutat, València. Enero – Marzo 2008

La fragilidad del papel, directamente clavado sobre el muro con clavos finos, el grafito y la tinta sobre su superficie levemente rugosa; en definitiva, la técnica sobre el soporte, se relacionan con el tema tratado en esta 9ª Bienal Martínez Guerricabeitia como una tautología. Inmigración, emigración es un tema edificado sobre bases arenosas, de consistencia débil, que mantiene una estructura atiborrada de asideros y elementos añadidos, cuya amenaza de caída inminente es precisamente lo que parece mantenerlo en pie. También el dibujo, donde un mundo ilimitado de representación se asienta sobre la base degenerativa del soporte. La solidez del tema la otorga su importancia vital y su presencia social, como un concepto paraguas que incluye e implica miles de vidas, sueños y promesas estampadas contra el suelo y la burocracia de las leyes y los Estados. Pero para reflexionar sobre la inmigración y la emigración, su reflejo en espejo, no podemos basarnos únicamente en la opinión de los medios de comunicación, hábiles correas de transmisión del poder político, social y económico. Por mucho que estos sean los más influyentes generadores de opinión pública y sobre ellos recaiga la responsabilidad de decir, al menos, lo que no es; pues incluso la opinión más contrastada queda banalizada en el gesto sobrio y sobreactuado de quienes presentan las noticias que cambian el mundo. Es la publicidad generada sobre este tema, no siempre ajustada, lo que lo convierte en una suerte de demonio o fantasma, que tanto aterroriza por su supuesta virulencia como asusta por su singular inconsistencia.

Continuar leyendo «Martín López Lam: Señoras y señores, amanece y todo sigue bien»