Exponerse dentro. Sobre los ‘Private Diaries’ de Fito Conesa y Michael Roy

Texto realizado para la exposición Secret Diaries, de Fito Conesa y Michael Roy. Espai Tactel Toormix, Barcelona. Hasta el 1 de febrero de 2019

En un texto reciente, Amador Fernández-Savater relata que, durante las experiencias del 15M y la lista sinfín de preguntas que se lanzaba a sí mismo sin hallar respuestas sencillas, un amigo le recordó las palabras de Herodoto: “Escribo lo que no entiendo”. Escribimos sobre lo que creemos conocer, y seguramente sobre ese tipo de temas y cuestiones lo hacemos mejor, sin duda; por lo que tiene de cercanía y, al mismo tiempo, por la confianza que nos da aspirar a conocernos. Es un reto que ansiamos alcanzar y es una motivación extra intentar conseguirlo, pero es verdad que escribimos sobre lo que no entendemos. En momentos de grandes cambios, como el paso de la adolescencia a la edad adulta, tras una ruptura sentimental, con el subidón de endorfinas de un reciente enamoramiento o tras una novedad importante en nuestras vidas, surge la necesidad de relatar esas experiencias que nos transforman, poniéndonos en el centro mismo del análisis. Hay un hedonismo convertido en cultura, en gesto, en ausencia incluso.

Continuar leyendo “Exponerse dentro. Sobre los ‘Private Diaries’ de Fito Conesa y Michael Roy”

Virginia García del Pino. Cine para un nosotros

Fragmento del texto publicado en Revista Concreta nº 12. Otoño de 2018.

Existe una desproporción natural entre la expectación sobre el evento y el evento mismo, salvo en las ocasiones donde aquello que sucede aparece sin previo aviso. Sólo en esos momentos los medios de comunicación parecen perder pie, no controlar la situación. Emergen entonces necesitados de resituarse dentro del tablero de acción que normalmente controlan con precisión y donde cada información es tratada a partes iguales como enunciado de un hecho real y como relato ficticio acomodado a sus intereses mediáticos. En los últimos tiempos, las redes sociales han ocupado el lugar de la inmediatez absoluta, desestabilizando con claridad la posición de privilegio del cuarto poder, pero sin debilitar su primacía, al menos de momento, en el tablero económico de la comunicación.

La sociedad del espectáculoque definió Guy Debord hacía referencia a un momento donde se estaban triturando los contenidos de un mundo sólido para ofrecerlos como píldoras masticables. Los grandes relatos se derrumbaron tras la imposibilidad de mantener su argumentario en tanto en cuanto definidores de un mundo por venir. Podían mirar a través del retrovisor de la historia y discernir y explicar lo ocurrido hasta entonces, pero se demostraban inefectivos cuando se les exigía avanzar hacia adelante incluso aunque fuera para prever su repetición cíclica. Esta apreciación quedó todavía más patente en sus Comentarios sobre la sociedad del espectáculocasi treinta años después, donde la economía ya había engullido o transformado cualquier otro ámbito de la sociedad o la cultura con una mínima posibilidad de ser mercantilizado. Un nuevo escenario que fundió los dos anteriores y que Debord definió como lo “espectacular integrado”. Fue una fase previa a la licuación posterior de la sociedad, acuñada por Zygmunt Bauman como líquida, que ha desembocado en la virtualidad total de las pantallas táctiles, donde cualquier fallo de sus sistemas internos deja sin sentido el archivo almacenado en su interior y, por derivación, también nuestras propias vidas y trabajos, dos conceptos cada vez más inseparables. Asimismo, estos tiempos se definen por las impecables texturas de “lo pulido”, según la denominación de Byung-Chul Han, que “no ofrece resistencia alguna”. Y, en efecto, la sociedad actual se cuantifica por lo que fluye, no por aquello que plantea una tensión o una resistencia; por los likesque alcanza en lugar de por la dialéctica que genera.

Texto íntegro en Editorial Concreta

Esther Ferrer. Un cuerpo femenino idea y atraviesa un espacio en un tiempo no estipulado

Texto realizado con motivo de la exposición Entre intimidad y exhortación, de Esther Ferrer, en espaivisor. Hasta el 18 de enero de 2019

Hay una combinación natural entre cuerpo y espacio que lo performático incluyó para siempre en la representación característica del arte, que se bastaba hasta entonces con las dos y las tres dimensiones para representar lo externo o para construir relatos surgidos de lo real, incluyendo dentro de sí la más radical iconoclastia. Poner el cuerpo y recorrer un espacio, o simplemente ocuparlo, añade el tiempo a la representación artística, que deja de ser sóloeso, realidad representada, para construir un momento real. Las acciones, por otro lado, rompen con la univocidad de la autoría y del yo, al tiempo que cuestionan el fetichismo artístico, pues su obra resultante, en el mejor de los casos, deviene registro de la acción; pero el tiempo de su observación es otro bien distinto, desaparece elpresente para convertirse en unpresente. Mientras lo determinado incluye un nosotros en el tiempo cuando ocurre, lo indeterminado lo convierte en resultado, en mercancía. En este sentido, tiempo y espacio convergen para construir otra cosa que no depende exclusivamente de uno o de otro, sino de la indivisible presencia de ambos, adquiriendo la personalidad propia de los números primos, que sólo pueden dividirse por la unidad y por ellos mismos.

Continuar leyendo “Esther Ferrer. Un cuerpo femenino idea y atraviesa un espacio en un tiempo no estipulado”

Entrevista a Daniel G. Andújar: “Exponer en el Centre del Carme es volver al IVAM”

Publicado en Posdata, suplemento cultural de diario Levante-EMV, sábado 20 de octubre de 2018

Daniel G. Andújar (Almoradí, 1966) es uno de los artistas más internacionales de su generación, y un referente ineludible del arte político que reta al poder empleando sus mismas estrategias de control. Tras exponer en el Reina Sofía en 2015 y participar en documenta14 el año pasado, muestra en el Centre del Carme a partir del 27 de octubre una selección de proyectos que abarcan el periodo 1989-2018 bajo el título genérico Sistema Operativo. Colecciones. Una visión retrospectiva organizada en cooperación con La Virreina-Centre de la Imatge y el Reina Sofía.

Continuar leyendo “Entrevista a Daniel G. Andújar: “Exponer en el Centre del Carme es volver al IVAM””

Lazos afectivos

Texto realizado con motivo de la exposición Entramats, de Pilar Beltrán Lahoz, en Sala San Miguel. Fundación Caja Castellón.

Las instrucciones de un juego indican las reglas con un sentido siempre doble: poner unos límites que no se puedan sobrepasar, y que éstos activen todo un universo de posibilidades. En este aparente sinfín de opciones y encuentros, tejemos lazos de una red inmaterial pero perfectamente consistente. El juego es la excusa, el motor, que posibilita otros alcances y que determinan nuestras relaciones de afectos, cada vez más instrumentalizados por las tácticas del poder, que se apropia de sus capacidades para mostrarse cercano y más humanizado. De ahí que el arte también deba ser capaz de desvelar estas acciones interesadas, que indican una dirección y toman otra bien distinta. Sigue siendo el juego, aquello que nos hace entender simbólicamente la realidad bien para transformarla o bien para aceptarla tal como es, el asunto principal que ramifica las relaciones y asienta los afectos.

Continuar leyendo “Lazos afectivos”

Política de gestos y de vida

Texto realizado con motivo de la exposición Política de gestos y de vida, en Galería Espai Visor, a partir de obras de Colectivo C.A.D.A., Lotti Rosenfeld y Fernando Bryce.

De manera precisa, el arte ayuda a entender el entorno y su contexto incluso en los casos en que no pretende ser social ni político. Cuando, en cambio, su fundamentación y finalidad son netamente políticas, esta comprensión de lo que nos rodea deviene en desvelamiento de aquello que los poderes fácticos intentan esconder. La función de las/os artistas que actúan políticamente no es de representación de una actividad artística, sino de construcción de una realidad que compite con la oficialidad de su oponente, por lo general defendida por gobiernos limitadores de la libertad, o ausentes de memoria o de autocrítica. Cuando adolecen de desmemoria, suele haber entremedio gobiernos autoritarios o que aún responden de manera refleja a ellos, como una inercia prolongada en el tiempo; cuando lo que les falta es autocrítica, se deduce que sus procesos democráticos todavía están en fase de alcanzar su madurez.

Continuar leyendo “Política de gestos y de vida”

Rosana Antolí. Cuerpos que oscilan y objetos que piensan

Texto realizado con motivo de la exposición Art contemporani de la Generalitat Valenciana. Primers moments, Centre del Carme Cultura Contemporània-CCCC

En las piezas artísticas donde el público puede interactuar, el juicio de la mirada es sustituido o, al menos, compartido en su exigencia, con el de la acción. Si la obligatoriedad de adquirir una opinión propia supone, muy a menudo, un reto para quien la percibe y mira, demandar una acción rompe la distancia de la contemplación para devenir acto. Y no cualquier tipo de público podría darsetanto a una instalación como para formar parte de ella, otorgando a su implicación por lo tanto un posicionamiento crítico. Al menos desde Duchamp, se ha asumido que quien acaba de completar una obra de arte contemporáneo es quien la observa. Sin alguien que la mire y la piense, esa obra permanecerá en silencio, será un objeto que espera, no un cuerpo que respira o se expone verdaderamente. Así pues, la exigencia de quien observa se halla en esta ocasión ampliada por la posibilidad de ser parte activa de la obra.

Continuar leyendo “Rosana Antolí. Cuerpos que oscilan y objetos que piensan”