Entrevista a Daniel G. Andújar: “Exponer en el Centre del Carme es volver al IVAM”

Publicado en Posdata, suplemento cultural de diario Levante-EMV, sábado 20 de octubre de 2018

Daniel G. Andújar (Almoradí, 1966) es uno de los artistas más internacionales de su generación, y un referente ineludible del arte político que reta al poder empleando sus mismas estrategias de control. Tras exponer en el Reina Sofía en 2015 y participar en documenta14 el año pasado, muestra en el Centre del Carme a partir del 27 de octubre una selección de proyectos que abarcan el periodo 1989-2018 bajo el título genérico Sistema Operativo. Colecciones. Una visión retrospectiva organizada en cooperación con La Virreina-Centre de la Imatge y el Reina Sofía.

¿Qué relación hay entre esta exposición, la realizada en el Reina Sofía y tu participación en documenta14?  Ambas exposiciones están muy conceptualizadas a través de la mediación de sus curators: Manuel Borja en la del Reina y Valentín Roma ahora. En ésta muchas obras se “pierden” en ese viaje, pero incluye en su lugar trabajos muy vinculados a Valencia, donde viví 20 años, como el proyecto e-valencia.org, al que daremos entidad de ágora en la sala Goerlich: retomamos el nombre y algunos momentos gráficos importantes, pero no la web, pues hubiera sido hacer épica del proyecto al convertirla en pieza. Se ponen al servicio del público una serie de estrategias y resultados que tal vez no todos conozcan o recuerden de aquel momento. Para una generación nueva que no lo vivió, es la constatación de que este espacio político se ha tenido que volver a conquistar. Asimismo, se incorpora la falla mostrada el pasado mes de marzo en el claustro gótico, que deriva directamente de mi participación en la documenta y pone en relación temas que siempre me han interesado, como la urgencia de la cultura frente a la violencia, el patrimonio, la figura del museo como contenedor de los rastros del colonialismo… aquí reflejados en el rescate de las obras de El Prado y su traslado a Valencia.

¿Representa para ti el Centre del Carme un espacio de gran carga simbólica, habida cuenta de las exposiciones que se realizaron allí en su primera etapa, cuando fue subsede del IVAM, su cierre posterior y las reivindicaciones que intentaron evitar que se perdiera para el arte contemporáneo? Totalmente. Los que nos retiramos o nos fuimos tras el cierre del Carmen, volvemos gracias a una nueva apertura hacia el arte contemporáneo, un lugar de discusión sobre el arte, sobre los procesos culturales, en un espacio político que ha habido que recuperar. No ya vinculado al IVAM, pero sí dentro de la ciudad que ha recuperado este espacio y que, en cualquier caso, para mí es como volver al IVAM, es volver a ese momento. Es una reivindicación para muchos que estuvimos involucrados entonces. Yo creo que lo importante no son tanto las instituciones como los espacios, porque las instituciones se pueden ir readaptando; el tema es cómo se relacionan, qué papel tienen, qué rol ocupan dentro de la ciudad y qué aportan a la ciudadanía. Para mí es una reivindicación personal satisfecha, pero también un honor… nos fuimos con ese cierre y esos enfrentamientos y volvemos con la posibilidad de mostrar todo esto en este mismo lugar.

¿Cómo ves la evolución de València en estos últimos años, teniendo en cuenta que te fuiste en 2007 por decisión personal, pero también inducido por ciertas circunstancias? Gran parte de nuestra generación artística estuvo 20 años sin poder tener una relación de normalidad con su propia ciudad y entorno. Hay bastantes instituciones valencianas que tienen una deuda seguramente no sólo con el mundo de la cultura, pero en nuestro ámbito… sin duda hubo un colectivo amplio que hizo un gran sacrificio para que las cosas fueran de otro modo y el tiempo político no acompañó. Ahora parece haber una sensibilidad diferente hacia la cultura, pero sigo viendo cierta improvisación en general con las políticas culturales, y no sólo en el ámbito de la Comunitat, que está viviendo un periodo de transición, sino también a nivel estatal o en otras comunidades autónomas, donde se realizan leyes y estatutos para artistas que nunca se ponen en práctica.